12 de junio de 2014

Ascender de tu familia. La mirada sistémica

Ascender de tu familia. La mirada sistémica


Es muy común que digamos eso de "soy de descendencia catalana, aragonsa, etc". En este post vamos a tratar de ver cómo al decir que descendemos estamos poniendo la mirada en el pasado, y como esa manera de ver arroja culpa y pasadumbre a nuestro andar.

Al decir que descendemos, de alguna manera, sentimos que nos vienen dadas las maneras que nos definen, y nos sentimos segundos en el plano de la vida. Como que han sido nuestros ancestros quienes nos han hecho ser de ésta o aquella manera.

Sin embargo, cómo nos sentimos si decimos que "ascendemos" de nuestros padres. En la realidad más aplastante es así, pues nuestro nacimiento es una apertura hacia el mundo, un nuevo devenir. Realmente, somos los últimos en nuestro linaje.

Entonces, es fácil sentir un poco más de orgullo y levedad al comprender que nuestros padres nos ascienden, que nos empujan hacia un futuro distinto.

Sentir a nuestra familia como motor, impulso, es la marcada diferencia entre una mirada colapsada y convulsa y otra que asoma horizonte y cambio.

Yo asciendo de padres uruguayos. Al decirlo siento como mis pies se elevan de un suelo que acarician y toman como pretexto para saltar y fluir con el devenir de la vida.


Esta era la canción que sonaba mientras este texto se escribía:​ Ólafur Arnalds - Fyrsta



​Fuente: Danza Palabra Pedagogia Narrativa, 12 de mayo de 2013.
URL: http://danzapalabrapedagogia.blogspot.com/2013/05/ascender-de-tu-familia-la-mirada.html


No hay comentarios.:

Publicar un comentario